• es

¡No tengas miedo!

Las últimas semanas recibimos un bombardeo constante en las noticias sobre el coronavirus y esto se puede convertir en ansiedad, tristeza, impotencia o miedo. Sentirse así es normal ante una situación extraordinaria como la que vivimos ahora mismo. No obstante, hay que gestionarlo para no dejarnos llevar por el pánico.

Cada caso es diferente y se tiene que valorar si el miedo es real. Si no has estado en contacto con alguien que tiene el coronavirus no necesitas preocuparte. Eso sí, siempre tienes que seguir las indicaciones para prevenir el contagio.

Cuando tienes pensamientos negativos o miedo a contagiarte no esperes hasta que acabe el estado de alarma, habla con un profesional.

Con mis clientes hago videollamadas para gestionar sus emociones durante y después del confinamiento.

¡No dejes que el miedo gane!