• es

No te propongas tanto

y haz más

A veces me propongo demasiado y me siento abrumada con tantas tareas por hacer. No hago ninguna cosa bien y muchas veces no llego a acabarlas a tiempo. Esto me recuerda un dicho que me decía siempre mi abuela: ¡No te propongas tanto y haz más!

Últimamente recuerdo mucho esta frase y mi abuela tenía razón. Por eso he empezado a proponerme no más de 3 tareas importantes al día.

Hay muchas formas para priorizar que mejoran tu productividad. Si notas que el sistema que usas no funciona, adáptalo porque a veces menos es más!

En mi caso se ha transformado en más calidad y menos estrés.