• es

La naturaleza es mi fuente de energía.

Gran parte de nuestro tiempo estamos conectados a una pantalla, ya no solamente para trabajar, también lo estamos demasiado en nuestro tiempo libre.

Sabías que estamos rodeados de iones positivos que provienen de aparatos eléctricos, móviles, televisión, aire acondicionados y estos nos quitan energía, dan dolor de cabeza, pueden provocar depresión o insomnio (entre muchos otros síntomas). Menos mal que hay iones negativos que nos influyen positivamente. Tenemos que encontrar un equilibrio entre los iones positivos y negativos. Los iones negativos nos dan energía y son beneficiosos para nuestra salud.

¿Te has preguntado alguna vez por qué te sientes tan bien cuando ves las olas del mar, respiras el aire después de una lluvia o el olor del bosque mientras caminas? Son los iones negativos que están en el aire que te hacen sentir tan bien.

Para bajar nuestro nivel de estrés, especialmente para las personas que viven en ciudades grandes, solo hace falta ir a la gran fuente que nos regala la naturaleza.

Desconéctate de vez en cuando y conéctate con la naturaleza.

¡A veces es tan fácil sentirse bien!