• es

¿Estás donde quieres estar?

Si no estás donde quieres estar párate un momento y piensa sobre lo que quieres realmente en la vida. Si ya lo sabes, haz un plan para ir poco a poco en la dirección correcta. Sin metas vas casi ciego por la vida. Imagínate un barco sin timón, los días pasan, te mueves sin parar, pero nunca llegas a donde quieres llegar.

Pregúntate seriamente qué cambios puedes hacer hoy para que un día estés donde quieres estar.

Hazlo por ti, ¡eres la persona más importante en tu vida!