• es

Confinamiento sin aburrimiento

Hay muchas personas que no tienen tiempo para aburrirse. Los sanitarios están a tope y los que hacen teletrabajo me cuentan que trabajan más horas de lo normal. Hay sectores que de repente tienen el doble de trabajo, como los supermercados y todo lo que esta relacionado con la producción de alimentos.

Tengo dos hijos y con ellos no hay tiempo para aburrirse. Todos los padres me pueden confirmar que con niños en casa cada día es igual de intenso. Se despiertan temprano, cada dos por tres tienen hambre y quieren jugar todo el día. Por eso tengo una rutina diaria muy estricta, pero realmente tengo el triple de trabajo. Cuido a mis hijos, hago las tareas de casa y a parte de esto tengo que trabajar, ¡una locura!

¡Cuando acabe todo esto necesito vacaciones! ¿Tú también?

Para todos los que no se pueden aburrir os mando muchos ánimos. Tenemos que ser más fuertes que nunca.