• es

De vez en cuando hay que parar, respirar y cargar pilas

Por eso, decidí hacer una pausa. No siempre tenemos que hacer algo, a veces es necesario apagar todo sin sentirse mal.

Cuando haces una pausa, tienes tiempo para pensar, para sentir y para comenzar de nuevo.

Cuando dudes, haz una pausa.

Cuando te enfades, haz una pausa.

Cuando te canses, haz una pausa.

Cuando te estreses, haz una pausa.

Y cuando pauses, respira y agradece todo lo que tienes.