• es

Cómo conocí a la

Dra. Jane Goodall

A través de la empresa que tenía me llegó una invitación para una conferencia que daba Jane Goodall en Barcelona. Conocía los proyectos que había levantado en África con el Instituto Jane Goodall y por supuesto iba encantada. Cuando la vi por primera vez en persona, hablando delante de cientos de asistentes, me encantó. No sé cómo lo hace, pero cuando la estás escuchando te dan ganas de hacer algo para mejorar el mundo y apoyarla en todos sus proyectos. Es una de esas personas que te puede inspirar profundamente.

Así nació la idea de contar su historia para inspirar a niñas y niños a seguir sus sueños.

Más adelante fui a otra de sus pocas apariencias en Barcelona y sus palabras llenaron cada vez más mi corazón. Recuerdo que en una de sus conferencias me inspiró tanto que se me despertaron las ganas de volver a escribir.

Así nació la idea de contar su historia para inspirar a niñas y niños a seguir sus sueños.

Como Jane siempre dice: “Los niños y los jóvenes son nuestro futuro y no es demasiado tarde para cambiar lo que está mal, si cada uno de nosotros hace su parte”.

Mientras hablaba, me imaginaba cómo su historia podía ayudar a las niñas y niños a encontrar su pasión. Pero no solo esto, a la vez podría enseñar a madres y padres la importancia de apoyar a su hija/o en su sueño. Acompañamos a nuestros hijos en el crecimiento y tenemos que ayudarles a conocerse mejor. Cada uno tiene una habilidad, un talento o una pasión por algo y esto hay que nutrirlo.

Está claro que Vanne, la madre de Jane tuvo un papel muy importante en su vida. La manera en la que educó a su hija la convirtió en una persona que ama el mundo natural y que respeta a todas las criaturas que viven en él.

Si quieres saber más sobre la vida de Jane Goodall y de cómo logró vivir su sueño, echa un vistazo al libro y déjate inspirar.